Un nuevo ataque contra la libertad de expresión se ha producido el 14 de Febrero (día de San Valentín) en Copenhague. El ataque se ha producido contra los asistentes a un debate sobre el arte, la libertad de expresión y la blasfemia, en el que estaba el Embajador de Francia, dibujantes de caricaturas y una representante de Femen entre otros. Como resultado, un murrto y varios heridos.
Este atentado se produce cinco semanas después de los ataques en París a la sede del semanario satirico Charlie Hebdo y a un supermercado judío que costó 17 muertos.
Es lamentable la intolerancia que se extiende dentro de una parte del Islam. Y esto es algo que tienen que solucionar desde dentro los musulmanes moderados. No hay otra opción realmente válida ya que una intervención exterior la verian como una yihad.
Como se añora la brillantez que el Islam poseía siglos atrás.

¡ No a la intolerancia! 

¡Si a la libertad de expresión!

Yo también soy Charlie Hebdo.

image